El 22 de julio de 1797, el todavía contralmirante de la Armada Británica Horatio Nelson, inició un potente ataque contra la ciudad de Santa Cruz de Tenerife con el propósito de anexionar el archipiélago canario a la Corona Británica. Sin embargo, tras varios intentos, su objetivo fue frustrado gracias a la magnifica e inteligente defensa del General español Antonio Gutiérrez de Otero.

Antonio Gutiérrez de Otero
General Antonio Gutiérrez

Nelson, peco de soberbia, y aunque contaba con un mayor número de hombres entre sus tropas, finalmente tuvo que capitular de una forma bastante humillante después de tres intentonas para apoderarse de la ciudad. Durante uno de estos intentos, Nelson fue herido por la artillería española, perdiendo su brazo derecho. Según los protagonistas de la época, faltó muy poco para cambiar la estética, y por supuesto, el nombre de una de las plazas mas visitadas y turísticas de Londres.

Nelson
Vicealmirante Horatio Nelson

Para agradecer a Gutiérrez la consideración con la que habían sido tratados los heridos británicos, Nelson le envió una carta firmada, de su puño y letra, apreciándose su poca destreza para escribir con la izquierda, ya que las letras parecen haber sido escritas por una persona poco diestra en caligrafía.

El contenido de la carta es como sigue:

Theseus, en las afueras de Tenerife, 26 de julio de 1796

No puedo separarme de esta isla sin dar a V.E. las más sinceras gracias por su fina atención para conmigo, y por la humanidad que ha manifestado con los heridos nuestros que estuvieron en su poder, o bajo su cuidado, y por la generosidad que tuvo con todos los que desembarcaron, lo que no dejaré de hacer presente a mi Soberano, y espero con el tiempo poder asegurar a V.E. personalmente cuanto soy de V.E. obediente humilde servidor

Horacio Nelson 

Le ruego a V.E. que honre con su aceptación un vaso de cerveza inglesa y un queso

firma Nelson
Detalle de la firma de Nelson en la carta enviada a Gutiérrez
Anuncios