Viernes 13, nefasto día para la Orden del Temple

Para la cristiandad, según episodios sacados de las sagradas escrituras, el viernes es un día un tanto aciago. Por ejemplo, fue el quinto día cuando Caín mató a su hermano, o cayó de viernes el día en el que Jesús fue crucificado.

El número trece también ha sido considerado de mal augurio desde la antigüedad. De todos es conocido que en la última cena participaron trece personas. El capitulo número trece del Apocalipsis es el episodio en el que se cita al demonio. En la Cábala se nombran a trece espíritus malignos. En el Tarot, ese número hace referencia a la muerte. En fin, es un numero un tanto infausto para la cultura occidental.

Un viernes 13 de 1307 también quedó señalado como la fecha en la que Felipe VI de Francia, con la ayuda del Papa de turno y de su instrumento más letal, la Santísima Inquisición, inició la persecución de los Templarios, por motivos más económicos que espirituales. Esta “batida”, tuvo como consecuencia la aniquilación total de la orden. El jueves, 12 de octubre de 1307, el gran maestre Jacques de Molay fue apresado y, durante la madrugada del viernes 13, lo fueron el resto de los templarios franceses, confiscando todas las riquezas amasadas durante años en sus cruzadas.

El Papa Clemente V, bajo la influencia de Felipe IV, inició el proceso para acusar a los templarios de sodomía, herejía y sacrilegio a la cruz. Pero detrás de estas acusación se escondían motivos pecuniarios, ya que eran los principales prestamistas de las arcas francesas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s